miércoles, 30 de enero de 2008

Un tren atropella a la tarde...

...Así empieza uno de los poemas de Roberto Juarroz, ¡y cuántos poetas quisieran lograr versos de esa naturaleza!.
He mencionado a Juarroz anteriormente, lo sé. Será que es conveniente recurrir a él cuando inquietudes metafísicas ocupan mi cabeza. Podría ser.
Dijo de él, Octavio Paz. "Roberto Juarroz es una sorprendente cristalización verbal: el lenguaje reducido a una gota de luz. Un gran poeta de instantes absolutos."


Escribió:

"37" (Poesia Vertical 1958)


Mientras haces cualquier cosa,
alguien está muriendo.

Mientras te lustras los zapatos,
mientras odias,
mientras le escribes una carta prolija
a tu amor único o no único.

Y aunque pudieras llegar a no hacer nada,
alguien estaría muriendo,
tratando en vano de juntar todos los rincones
tratando en vano de no mirar fijo a la pared.

Y aunque te estuvieras muriendo,
alguien más estaría muriendo,
a pesar de tu legítimo deseo
de morir un minuto con exclusividad.

Por eso, si te preguntan por el mundo,
responde simplemente: alguien está muriendo.




"53" ( Poesía Vertical 1958)



Tengo las uñas sucias del alma
y el corazón parlamentando con los trenes.

Cuando des vuelta del todo la cabeza,
excavaré un lugar entre tu nombre y el tabaco
para guardar la vida de mi muerte.

Y empezaré a limpiarme bien las uñas,
hasta que los trenes se paren
y tu cabeza dada vuelta
comience la tarea de agacharse.

Entonces, yo le pondré los bordes a tu muerte,
por nada, por las dudas,
por si quieres tomarte de algo
o simplemente mirarme.



"55" ( Poesia Vertical 1958)


Andamos vaciando eternidades,
mientras la luz nos llega
de un lugar tercamente escondido.

Nada nos cabe entre las manos,
pero nada cabe en ningún sitio.

¿Cabremos nosostros en la muerte?

¿O al fin será lo mismo?

Leer algo
que se borra si es leído.





Roberto Juarroz (1925-1995) escribó sobre sí mismo, a regañadientes y por pedido de su traductor al inglés, W. S. Merwin, en una carta del año 1986:

..."Lo demás, lo que verdaderamente importa, usted lo sabe: amo más que nunca la poesía como creación extrema del hombre, me siento como siempre un aprendiz, sé que he escrito algo relativamente diferente, no me interesan el éxito literario ni la fortuna ni tampoco la farándula "socio-literaria", busco lo abierto, sigo teniendo algunas grandes admiraciones (como Porchia, Rilke o Huidobro, por ejemplo), siempre he tenido algunos grandes amigos, me importa entrañablemente el hombre, me asombra un poco este reconocimiento creciente de los últimos años y las voces que me llegan de muchas partes, estoy cargado de múltiples dudas, tengo sin embargo una profunda fe en algo que sólo puedo vislumbrar en mi poesía y me gustaría vivir un poco más."...


Poemas y texto extraídos de "Poesía Vertical I" y "Poesía Vertical II", Editorial Emecé, año 2005.




2 comentarios:

Ladrón_De_Versos dijo...

Me ha gustado mucho tu blog. Te felicito. Espero leernos pronto. Saludos desde España. Si me das tu confirmación y permiso te agregaré a mi lista de blogs amigos. un 10 en valoración.

Veronika Mortissandi dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Todavía estoy tratando de darle forma al blog.
Por supuesto que podés agregarme a tu lista de blogs amigos, y en cuanto yo tenga una me gustaría hacer lo mismo. Nos leemos!