jueves, 28 de febrero de 2008

El lugar para Ser

Hacía tiempo que quería hacer este post. Pero usualmente trato, en la medida de lo posible, de que el contenido de este blog coincida con mi estado anímico. Me parece que de esa forma escribir acá es como compartir un café con un amigo, compartir lo que leo y lo que cada lectura despierta en mí, y no, una obligación o trámite que me impongo.

Hoy voy a compartir algunos poemas de una artista local, una especie de mujer renacentista, en el sentido de que su obra abarca distintas disciplinas. Los poemas pertenecen al libro "Ni tan cerca ni tan lejos", escrito por Dorina Vidoni.
Dorina Vidoni es, entre otras cosas, pintora, poeta y, actualmente, se destaca como diseñadora. Su trabajo, como el de cualquier artista, acompaña sus búsquedas personales; habla de sus experiencias de vida y pensamientos, y lo hace con un lenguaje original y luminoso.
Un primer acercamiento a su prosa poética puede darnos una impresión errónea. Alguien que no lee usualmente poesía, o bien éste estilo de poesía, puede sentir que sus poemas son algo herméticos. Pero realmente no creo que lo sean. Si bien su poesía es bastante simbólica, ¿y qué poesía no lo es?, no es necesario ser versado en criptografía para entender los mensajes que parece esconder. Sólo hay que permitirse ser. De eso se trata. Para entender lo que Dorina Vidoni expresa en sus poemas hay que entrar a ese lugar dónde sólo estamos para ser. No hay reglas, no hay horarios ni metas. Quizás sólo el silencio necesario para dejar de pensar en todo, y empezar a entender algo. Hay que despojarse, ponerse cómodo con uno mismo y leer. Y, después, tal vez tengamos la sensación de que no fuimos tan lejos, pero tampoco volvimos al mismo lugar.



"Impermanencia del fuego"


Impermanencia del fuego.
Miles de figuras se suceden
en una interminable danza.
Olas del océano que nos enseñan
sobre la paciente adaptabilidad
del agua.

¿Por qué aferrarse a la forma?



"Para dar luz"


El sol necesita un terrible infierno dentro,
para poder dar tanta luz
a quien desde tan lejos acaricia.



"Una frase"


Me levanté con una frase
cuando aún con los ojos cerrados
intentaba recordar mis sueños:
"En la montaña Sagrada
del Círculo cerrado..."

Quizá sea la síntesis;
cómo llegar,
el Camino.



"No comienza ni termina"


La vida no comienza ni termina
en ningún lugar en especial.
Y más allá del clima que nos rodea,
más allá, aún de la subjetividad,
es el maravilloso Milagro
que lejos de depender de nuestras opiniones
sigue en su mutar constante.

Y la pequeña mente
a nada puede aferrarse.