lunes, 22 de septiembre de 2008

Bestiario



"Mancuspias, mancuspias..." Murmuraba entre sueños. Desperté en medio de la noche con la sensación de que alguna bestia trepaba por las paredes de mi cuarto. Un sónido áspero y silbante se escurría desde el techo. Sombras se corporizaban en alguna especie de grifo autóctono, con plumas de ñandú y pezuñas de guanaco. Hasta que traje la luz; encendiendo la lamparita del velador, con ínfulas de prometeo. Desde la mesita de luz, el "Bestiario" de Cortázar sonreía jactancioso.

El sábado finalicé la lectura del libro de cuentos "Bestiario"(1951), de Julio Cortázar.. Había iniciado su lectura tres semanas antes, pero por acumulación de tareas pendientes tuve que interrumpirla. Leer este libro era algo que quería hacer desde hacía mucho tiempo y ahora, que finalmente pude hacerlo, me lamento de que tan placentera expedición haya concluído.
Todos los cuentos que lo componen son, en mayor o en menor medida, inquietantes, casi diría perturbadores, como debe ser todo buen cuento que haga pie en el género fantástico. No recuerdo haber disfrutado tanto de un libro de cuentos desde que leí a Poe, por última vez.

Mientras leía, recordé otros cuentos y novelas, otras voces que sentí que anidaban como ecos en los relatos (tal vez por cierta similitud en las temáticas, o bien por alguna imagen que se construyó arbitrariamente en mi cabeza). Un ejemplo de esto fue el cuento "Circe" que me remitió, no sé bien porqué, a "El caso de la señorita Amelia", un cuento de Rubén Darío que leí hace unos trece años y al que no había vuelto desde entonces.

Acá les dejo el listado de cuentos que integran el libro: Casa tomada, Carta a una señorita en París, Lejana, Ómnibus, Cefalea, Circe, Las puertas del cielo y Bestiario.

Fragmentos:

"A veces sé que tiene frío, que sufre, que le pegan. Puedo solamente odiarla tanto, aborrecer las manos que la tiran al suelo y también a ella, a ella todavía más porque le pegan, porque soy yo y le pegan. Ah, no me desespera tanto cuando estoy durmiendo o corto un vestido o son las horas de recibo de mamá y yo sirvo el té a la señora de Regules o al chico de los Rivas. Entonces me importa menos, es un poco cosa personal, yo conmigo; la siento más dueña de su infortunio, lejos y sola pero dueña. Que sufra, que se hiele; yo aguanto desde aquí, y creo que entonces la ayudo un poco. Como hacer vendas para un soldado que todavía no ha sido herido y sentir eso de grato, que se lo está aliviando desde antes, previsoramente."

de "Lejana"


"-Han tomado esta parte- dijo Irene. El tejido le colgaba de las manos y las hebras iban hasta la cancel y se perdían debajo. Cuando vio que los ovillos habían quedado del otro lado, soltó el tejido sin mirarlo."


de "Casa tomada"


"La mano pasó sobre el vidrio como un pájaro por una ventana. A Isabel le pareció que las hormigas se espantaban de veras, que huían del reflejo. Ahora ya no se veía nada, Rema se había ido, andaba por el corredor como escapando de algo. Isabel sintió miedo de su pregunta, un miedo sordo y sin sentido, quizá no de la pregunta como de verla irse así a Rema, del vidrio otra vez límpido donde las galerías desembocaban y se torcían como crispados dedos dentro de la tierra."

de "Bestiario"



11 comentarios:

Rayuela dijo...

La buena noticia es que esa placentera expedición puede continuar en muchos más libros de Cortázar: cuentos, novelas y textos varios (los "almanaques", como gustaba de llamarlos).

Cortázar me gusta tanto que leo sus obras con calma, para que la lista no se termine y me deje vacía. Aunque lo bueno, buenísimo de un gran autor, es su invitación constante a la relectura.

¡Saludos!

Lluís Salvador dijo...

¡Hola!
¡Bienvenida al mundo de Cortázar! Un mundo nuevo y fascinante, donde encontrarás a otros muchísimos lectores. Como siempre en estos casos, siento una sana envidia cuando veo que alguien descubre a uno de "mis" autores por vez primera.
¿Sabes lo que decía Borges sobre los cuentos de Cortázar? Si no, te lo escribiré el viernes. Es realmente bonito...
Un saludo (y gracias por seguir en los dos frentes/blogs; por unos días, pensé que quedábamos huérfanos en un lado :))

Veronika dijo...

¡Hola Rayuela!
Sí, eso espero, poder continuar explorando su obra. Voy a tratar de ir despacio... ;)

Saludos!

Verónika

Veronika dijo...

¡Gracias Lluís!

He leído algunas opiniones de Borges sobre Córtazar y sus cuentos; me parecieron muy elocuentes. Si quieres compartir conmigo alguna de ellas acá, agradecida.

¡No hay peligro de orfandad!. No podría abandonar ninguno de los mil caballitos; especialmente porque éste es el espacio donde me reencuentro con mi mayor amor: los libros.
Es de esperar que me extravíe un poco por estos días, porque tengo a las musas danzando en casa. Estoy "encendida", escribiendo poesías nuevas todos los días... Cosa que no me sucedía hace rato porque venía de un terrible etapa de bloqueo. Así que bueno, estoy aprovechando la marea... Nunca se sabe cuando podrá detenerse el viento.

¡Saludos!

Verónika

Raúl dijo...

Un verdadero clásico para todos los cuentistas.

Javier Cercas Rueda dijo...

Un saludo Verónica y ánimo con tus musas.

Veronika dijo...

¡Muchas gracias por los saludos!

Lluís Salvador dijo...

Hola!
Es el prólogo de Borges a los Cuentos de Cortázar publicados en su Biblioteca Personal.
"Hacia mil novecientos cuarenta y tantos, yo era secretario de redacción de una revista literaria, más o menos secreta. Una tarde, una tarde como las otras, un muchacho muy alto, cuyos rasgos no puedo recobrar, me trajo un cuento manuscrito. Le dije que volviera a los diez días y que le daría mi parecer. Volvió a la semana. Le dije que su cuento me gustaba y que ya había sido entregado a la imprenta. Poco después, Julio Cortázar leyó en letras de molde Casa Tomada con dos ilustraciones a lápiz de Nora Borges. Pasaron los años y me confió una noche, en París, que ésa había sido su primera publicación. Me honra haber sido su instrumento.
"El tema de aquel cuento es la ocupación gradual de una casa por una invisible presencia. En ulteriores piezas Julio Cortázar lo retomaría de un modo más indirecto y por ende más eficaz.
"Cuando Dante Gabriel Rossetti leyó la novela Cumbres Borrascosas le escribió a un amigo: 'La acción transcurre en el infierno, pero los lugares, no sé por qué, tienen nombres ingleses.' Algo análogo pasa con la obra de Cortázar. Los personajes de la fábula son deliberadamente triviales. Los rige una rutina de casuales amores y de casuales discordias. Se mueven entre otras cosas triviales: marcas de cigarrillo, vidrieras, mostradores, whisky, farmacias, aeropuertos y andenes. Se resignan a los periódicos y a la radio. La topografía corresponde a Buenos Aires o a París y podemos creer al principio que se trata de meras crónicas. Poco a poco sentimos que no es así. Muy sutilmente el narrador nos ha atraído a su terrible mundo, en que la dicha es imposible. Es un mundo poroso, en el que se entretejen los seres: la conciencia de un hombre puede entrar en la de un animal o la de un animal en un hombre. También se juega con la materia de la que estamos hechos, el tiempo. En algunos relatos fluyen y se confunden dos seres temporales.
"El estilo no parece cuidado, pero cada palabra ha sido elegida. Nadie puede contar el argumento de un texto de Cortázar; cada texto consta de determinadas palabras en un determinado orden. Si tratamos de resumirlo verificamos que algo precioso se ha perdido."

Un saludo. Y adelante con esos poemas y escritos. Hasta te perdonaría que nos abandonases un poco, si son como los que ya he leído :)

LEOFUMOPIO dijo...

Varonika:
Recien estoy leyendo las primeras entradas de tu blog y me ha gustado mucho.
Mi cuento preferido de Cortazar es isla al mediodia y Silvia.
Al igual que rayuela leo los cuentos de Coratzar con calma y sin apuro.

Andromeda dijo...

Es la primera vez que entro a tu blog y felizmente me encuentro con estos cuentos de Cortázar. Recuerdo particularmente "Casa tomada", un relato inquietante, enmarcado en una situación tan incomprensible como perturbadora. Creo que voy a volver a incursionar en tan fascinantes páginas.
Un saludo.

Veronika dijo...

Leo y Andrómeda:

¡Muchas gracias por sus visitas y comentarios! Espero tenerlos de vez en cuando por acá.

¡Saludos!

Verónika